¡Viven! Blog Action Day 2010

Social Media

¿Imaginas que una marca fuera capaz de congregar durante un día a más de 4.000 blogs con una audiencia superior a 30 millones de usuarios para que hablaran de un producto o servicio? No te lo imagines, es imposible.

Bueno, sí es posible, pero costaría muuucho dinero. Y aquí hablamos de un movimiento sin ánimo de lucro que, cada 15 de octubre, nos devuelve la confianza en los blogs y en el género humano. Hablo del Blog Action Day, una iniciativa creada en 2007 por Collis & Cyan Ta’eed (Envato), unos emprendedores digitales australianos que en 2009 pasaron el testigo de la organización a Change.org.

“One day. One issue. Thousand of voices”. Este año el tema es el agua y, en términos de marketing, nos interesa saber si la propuesta alcanza su objetivo.

Pero, ¿cuál es el objetivo? Que el mayor número de personas entiendan que el agua limpia es un recurso fundamental al que no pueden acceder 1.000 millones de personas.

Vamos a comparar datos, en 2008 el BAD reunió a 12.836 bloggers y a más 12 millones de usuarios; en 2009 fueron 13.155 y unos 18 millones de usuarios. Este año, tenemos algo más de 4.000 y, eso sí, muchos más lectores, más de 30 millones. Por tanto, el objetivo está cumplido, el mensaje llegará a más gente que nunca.

Ahora vienen otras lecturas divertidas. Los que quieran ver que los blogs están muriendo tienen un buen argumento: hay muchos menos inscritos. Los que sigan apostando por este formato pueden destacar que ahora hay menos, pero más influyentes, con más lectores. Todos contentos.

Yo solo quiero añadir un valor más a la ecuación: la rentabilidad social. Sí, cerca de 30 millones de personas recibirán el mensaje, pero ¿cuántos actuarán? Es decir, cuántos decidirán ayudar a una ONG o participar como voluntarios o aplicar medidas de ahorro de agua en sus hogares… Es imposible saberlo.

Para conseguir un impacto social medible yo hubiera matizado el planteamiento de la campaña. Desde la organización proponen 13 temas posibles sobre los que escribir. Esto está bien, pero dispersa el esfuerzo. Si hemos conseguido reunir a tantas personas un solo día por una buena causa, ¿por qué no nos ocupamos solo de un asunto?

Y, además de ocuparnos sólo de un tema, podemos ligarlo a una acción de activismo on line y así probamos el alcance del clickactivism o slackactivism para producir cambios.

Menú