The Attention Crash: ¿el límite del crecimiento?

Creatividad

Leo este estupendo artículo de Steve Rubel en Advertising Age acerca de lo que se está empezando a denominar como “Attention Crash”, intraducible al castellano en dos palabras, pero que gira en torno a lo difícil que está siendo hoy en día atender a toda la información que nos llega por todo tipo de medios. Lo cual puede terminar en una crisis de la capacidad de atención de las personas.

Y la primera consecuencia es verme reflejado de manera directa. De hecho, estoy convencido que la brecha digital, es realmente del tamaño del abismo de Helm, cuando se trata de reflejar la distancia que separa a los que consiguen digerir esta cantidad ingente de información y a los que no.

Al contrario de la tecnología, el cerebro humano tiene límites que no se solucionan con más espacio en disco o un cambio del procesador. Hay tantos puntos de información que no somos capaces de seguir prestando atención “de verdad” a todos ellos. Tenemos que limitarnos a unos cuantos, por más que estiremos el tiempo.

Así que la crisis que se avecina en esta ocasión no es financiera, si no personal: tendremos que recortar “inputs” de información buscando recuperar nuestra vida, dedicando tiempo a otras actividades. Habrá un recorte en la atención, en la cantidad de medios o contenidos que vemos, seguro. ¿Qué es lo que se recortará?

Ayer, en el curso que imparto en Tracor, uno de mis alumnos sacó este tema a colación: cómo afectará la saturación de información a los medios, los anunciantes y demás. Nadie tiene la respuesta en estos momentos y como pasa cuando el tema es complejo, no habrá una única respuesta. Al fin y al cabo, las personas no somos máquinas y no es fácil predecir donde estarán los recortes cuando se produzcan.

Yo por si acaso he empezado a seleccionar los feeds que sigo. No vaya a ser que la crisis me pille desprevenido 😉

Menú