¿Son las redes sociales una innovación?

Marketing

En general, la tecnología de la información y en particular los medios y plataformas sociales se erigen como la piedra angular de la innovación presente y futura. Tanto una red de información como una plataforma social comparten el valor de identificar medidas de éxito o fracaso en lo que a innovar se refiere.

Para considerar un éxito, el desarrollo ha de cumplir ciertos requisitos y necesidades en su aplicación. Las relaciones sociales y las estructuras que se forman en torno a ellas sea en el entorno offline como online identifican si existe realmente mejora en un producto, si posee más valor añadido en un servicio o si se ha servido de ideas innovadoras, si ha echado mano de la tecnología disponible en los mercados, en las instituciones o las plataformas.

Se deben combinar actividades de desarrollo, producción y comercialización y justo estos elementos muestran la importancia de los medios sociales como factores críticos de éxito para la innovación, porque ayudan a mejorar la eficiencia de todo el proceso desde la idea original hasta el servicio de post-venta.

  • Una comunicación más efectiva y eficaz laboral

¿Cómo logran esto los medios sociales? Partiendo de que constituyen una evolución en el lenguaje, los conceptos y valores en las organizaciones, se contruyen interacciones libres de una jerarquía o un mecanismo de mercado, esto es, de igual a igual entre personas. La coordinación entre compañeros o socios que se produce de esta forma deviene en una comunicación más eficiente. No obstante, los beneficios percibidos son tanto de naturaleza objetiva como medidas que pueden entenderse de una forma subjetiva.

A pesar de ello, muchos profesionales de la publicidad y expertos en marketing se transformaron en fans de los medios sociales debido a la gran cantidad de datos que ofrecen.

Más allá del “social media” es imposible acceder a tal volumen de información que además permita segmentar por grupos objetivo, comprender las tendencias e identificar las necesidades de clientes específicos. Como parte del movimiento “socialholic” todo ello sería impensable antes de la revolución web 2.0.

Una red se traduce a un mejor acceso a perfiles de clientes y sus preferencias. Además, permite el desarrollo de productos personalizados a petición de los usuarios. Un mayor conocimiento del entorno conduce a un uso más eficiente de los recursos siempre escasos. El acceso directo a proveedores contribuye a una mejor gestión, logística de proveedores, precios más competitivos, más flexibilidad y un menor compromiso del capital invertido.

Sin embargo, los medios sociales no sólo resultan de interés para uso empresarial o doméstico: en la política los medios sociales cumplen un papel crucial.

  • El crucial uso de las redes sociales en la política

Los políticos pueden llegar a sus votantes a través de sus perfiles de una forma más directa, lo que aumenta la transparencia, influye en los resultados electorales e incluso constituye un efecto potenciador en las revoluciones políticas . Un ejemplo son los acontecimientos que rodearon el derrocamiento del ex-presidente egipcio Mubarak, que tuvieron como epicentro una página de Facebook.

Otro buen ejemplo es el éxito del actual presidente de EE.UU., Barack Obama, gracias al potencial de las plataformas sociales en su campaña. Cuatro años después, el mismo Obama y su rival Mitt Romney usan el social media como parte integrante de sus campañas en este 2012.

  • La difusión de la tecnología

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en las redes sociales son un cambio “par excellence”: La industria de las telecomunicaciones y de las TIC desempeñan un papel importante por proporcionar la tecnología necesaria, además de garantizar la difusión dentro de la economía, la política y los sectores domésticos. Una gran cantidad de industrias y aplicaciones se han basado en esa innovación .

Por consiguiente, es díficil asimilar la gran relevancia de los medios sociales en el surgimiento de una sociedad de información y del conocimiento. Las diversas tecnologías de la información y las nuevas tecnologías de telecomunicaciones de las que dependen, se encaminaron desde hace tiempo hacia la convergencia con un destino claro: una nueva forma de comunicar y trabajar.

 

 

Menú