Si bebes no conduzcas, un consejo de tu cirujano plástico

Creatividad

bloodylegends1.jpg

La DGT neozelandesa (Land Transport) ha lanzado esta campaña con recursos de marketing directo para llamar la atención a los jóvenes sobre los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol. Me parece una campaña muy acertada porque se basa en el frecuente hecho de que la gente, cuando sale de copas, se suele cortar a la hora de decirle a un amigo que no puede conducir porque está borracho. Esta campaña, The Phone Legends, proporciona a la gente las herramientas para poder dar el toque a los lanzados de forma anónima.

En los bares de copas de Nueva Zelanda se pueden encontrar carteles y posavasos con el lema Stop your mate driving drunk, que ofrecen la posibilidad de enviar un mensaje de voz ficticio a un amigo en el que, en tono humorístico, se le advierte de las fatídicas consecuencias que puede tener el conducir borracho. Y los que llaman pueden ser muy convincentes: un cirujano plástico, una operadora de atención al cliente, una enfermera y un asistente social.

bloodylegends2.jpg

Para solicitar la llamada hay que enviar un SMS con el código del personaje y el número de móvil del destinatario. Para cuando se presentó la campaña a Cannes, 12.500 personas habían hecho uso del servicio.

La agencia autora ha sido Clemenger BBDO, que gracias a esta campaña se llevó un León de Oro en la categoría Direct del festival de publicidad de Cannes 2007.

@ Ads of the World

Menú