Ser CEO en los tiempos que corren: retos y oportunidades del liderazgo rebelde

Good Rebels

Si le preguntas a tres directivos de sectores muy diferentes acerca del estado actual de sus compañías, los retos que enfrentan o cómo practican el liderazgo en momentos complicados, es fácil caer en los mismos tópicos y lugares comunes de siempre.

Sin embargo, Javier Martín, de Donte Group, Marisa Palacios, de Bioscience, y Juan Fernandez-Aceytuno, de Sociedad de Tasación, han demostrado que no son CEOs al uso. Bien porque han tenido que reposicionar una marca dañada a raíz de una gestión anterior, en el caso de Javier, o porque han superado barreras internas haciendo de la diversidad su principal bandera, como Marisa, o han afrontado una sucesión en formato MBO desde la incertidumbre y el coraje, como es el caso de Juan.

Situaciones que han dado forma a un estilo de liderazgo rebel y los ha convertido en referentes para sus equipos en un momento en el que la transformación organizacional es más relevante que nunca. En Rebel Thinking hemos tenido la oportunidad y el privilegio de charlar con ellos. 

De jefe a líder.

¿Cuáles son las características que debe tener un líder hoy en día? Una pregunta compleja, sin duda, porque no existe una fórmula mágica común a todos los líderes. 

Marisa nos habla de la autenticidad, de esa honestidad que es capaz de permear a los clientes y a su propio equipo. También de la importancia de la valentía, un aspecto especialmente relevante en un momento en el que tomar decisiones se ha vuelto un “deporte de riesgo”, dada la incertidumbre del contexto en el que vivimos. Por último, pero no menos importante,  Marisa rescata la importancia del elemento humano. La conexión emocional sigue siendo un elemento que impulsa a las personas, posiblemente ahora más que nunca.

Para Juan, por su parte, uno es  “líder desde la escucha”. Una escucha activa, que se adapte a lo que tenemos delante, es una de las fortalezas que más debemos cultivar para ser mejores líderes. Y junto a la defensa de la escucha, una apuesta clara por la comunicación, con la que no puedo estar más de acuerdo. Y es que la comunicación a nuestros equipos es un arte en sí mismo: sin alertas innecesarias, sin temores por nuestra parte y sabiendo que es una gran fuente de confianza cuando se desarrolla correctamente. 

En cuanto a Javier, defiende que un líder es quien causa impacto. Es quien hace las cosas de manera diferente. Quien es inconformista, y no da por bueno el primer resultado. A pesar de que este tipo de persona puede resultar “cansado”, es su capacidad de conseguir más de lo que se espera de ellas lo que les ayuda a tener un mayor impacto. Pero, para que todo funcione, la planificación, y su debida ejecución, deben estar en la base de la organización: de lo contrario terminas dando vueltas sin llegar a buen puerto.

La resistencia al cambio, uno de los mayores obstáculos.

¿Basta un buen líder para impulsar la transformación de una compañía? ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan hoy las organizaciones a la hora de la transformación? 

Como bien apunta Marisa, las cosas que no tenemos bajo control son infinitas. No importa qué decisión tomemos: todas ellas acarrearán complicaciones y nos obligarán a hacer frente a dificultades en el camino. Sin embargo, hay un obstáculo al que todos nuestros CEOs, por su visión rebel, han tenido que hacer frente: la resistencia al cambio. Un obstáculo, además, difícil de combatir, porque es intrínseco a nuestra propia naturaleza: necesitamos certidumbre y estabilidad en nuestro día a día, lo que crea un apego a nuestra “manera de hacer las cosas”. 

Para mejorar esta situación, y solventar la incomodidad que nos genera el hecho de que discutan nuestros hábitos, Javier propone un modelo basado en probar y aprender. En ocasiones, detrás de nuestra negación del cambio se esconde el desconocimiento de cómo hacer las cosas de forma diferente. Este modelo busca precisamente brindar herramientas y capacitación para dar el paso, siempre evitando penalizar los fracasos, ya que la tolerancia al error es clave en una cultura de transformación constante.

Otra de las dificultades más comunes cuando buscamos explorar zonas y actividades hasta ahora desconocidas para nuestra organización es lo que Juan denomina “parálisis por exceso de análisis”, que se produce cuando queremos tener todas las respuestas antes de abordar el cambio. Es tiempo de dar pasos en la dirección elegida, a pesar de la incertidumbre De no hacerlo, puede que cuando nos movamos sea demasiado tarde.

El valor de ser Human-Centred 

Cuando hablamos de liderazgo rebelde, lo hacemos con conocimiento de causa. Sabemos de primera mano lo que es atreverse a probar nuevas formas de trabajo y tomar decisiones valientes en momentos difíciles, y por eso no podemos más que vernos reflejados en los retos que plantean Marisa, Juan y Javier.Aunque sus experiencias nos demuestran que no hay una sola receta para el éxito, en Good Rebels sí hay un denominador común: un estilo de liderazgo que pone a las personas en el centro. La empatía, la escucha activa, la tolerancia al error, y, en definitiva, la capacidad de entender las motivaciones y miedos de las personas para que den su máximo potencial es lo que aporta claridad en estos tiempos de incertidumbre.

Menú