Second Life: el eje “z” de la web

Tendencias

secondlife_ok.jpg

Muy interesante la presentación que el pasado martes tuvo lugar en Madrid, sobre Second Life. De la mano de la AECEM-FECEMD, con Antonio Más (Ideup y Second Agency), Luis Sotillos, director de Novatierra, Carlos González, director de la división informática del ICEX, con un proyecto de exposición virtual y Juan José Azcárate, presidente de Cursos CCC, cuyo campus virtual está en fase de desarrollo. En ella tuve oportunidad de conocer la opinión de profesionales que están apostando por esta nueva herrramienta. La web en 3D como la definió Luis Sotillos: hasta ahora conocíamos la web con dos dimensiones y con Second Life añadimos la tercera dimensión, el eje “z”.

Las presentaciones pivotaron en torno a la necesidad de ser de los primeros en estos momentos en Second Life, eso sí, sin esconder los inconvenientes que se encontrará todo aquel que inicie un proyecto. De hecho si eres un usuario particular, organizar tu avatar y comenzar a dar los primeros pasos, más perdido que otra cosa en el mundo virtual, te llevará un promedio de cinco horas.

Y la pregunta clave: ¿es importante estar en Second Life para una empresa en estos momentos? La palabra que más se repitió fue “pioneros”: si en el año 1995 hubieses sabido lo que iba a dar de sí internet, ¿hubieses actuado de otra manera? O lo que es lo mismo: ¿te arrepientes de no haber apostado por desarrollar negocio teniendo en cuenta a internet? Si la respuesta a la pregunta es afirmativa, tal vez veas Second Life como una oportunidad. Si la respuesta es negativa, supongo que que seguirás prefiriendo la primera vida, que por otra parte ya es bastante complicada 😉

Es tiempo de pioneros, no me cabe duda; pero de pioneros apasionados por descubrir un territorio difícil, lento, engorroso, sin un modelo de negocio, sin saber para que te das de alta… en este momento es estar por “lo que pueda pasar”. Pero ojo, pioneros con dinero en los bolsillos: si eres una empresa a Second Life no puedes ir con la carreta tirada por caballos, al estilo de los pioneros del “Far West”. Estar en Second Life cuesta dinero.

Nadie dijo que tener una segunda vida fuese gratis 😉

Menú