Remember Cannes 2011

Publicidad y Medios

Si pudiéramos oír los pensamientos de nuestro público sobre las marcas, seguro escucharíamos algo como esto: “Emocionadme, retadme, enfadadme, pero por favor no me aburráis”. Esta es la reflexión que me ha dejado la última edición del Festival Cannes Lions sobre la actitud del usuario frente a las marcas. Y me resulta curioso que después de 11 años de vida del manifiesto Cluetrain, sea el 2011, el año en que las grandes agencias y Cannes se hayan abierto por completo a sus postulados.

Estoy convencido que este cambio de rumbo se debe en gran parte al impulso que los Social Media y las nuevas tecnologías han impuesto en las nuevas estrategias creativas. Demostrándonos, una vez más, que aferrarse a estrategias tradicionales y no abrirse a los nuevos medios, en estos tiempos, es un Harakiri en toda regla.

Los Grand Prix de este año nos demuestran que las campañas más exitosas son aquellas que tienen como ingredientes: emociones, interacción y tecnología. Gracias a ellos, se logra crear un menú de degustación para públicos en busca de nuevas experiencias, que están hartos de técnicas rancias de marketing y que saben que gracias a las redes sociales y los nuevos medios tienen una voz, no sólo para opinar, sino para ser auténticos protagonistas.

Es por eso que en este post he querido recopilar algunas de las piezas ganadoras que, en mi opinión, han conseguido una nueva conexión con el público (tanto estratégica como creativamente). Pero esta vez he querido añadirle esa emoción que ha servido para enganchar a un público cada vez más dificil y saturado.

Os dejo con este pequeño buffet de piezas creativas que os demostrarán que si lo que queréis es que vuestro público responda a vuestro llamado entonces tenéis que…

Enfadadlos: Chocolates ROM – The American Takeover

Si quieres conseguir que la gente te ame, pues enfádala. Esto seguro fue lo que pensaron los creativos que pusieron en marcha esta campaña. La idea era simple, pero provocadora: Hacer que una vieja chocolatina con la bandera de Rumanía se convirtiera en un debate nacional. ¿Cómo? Muy fácil, sustituyendo la bandera nacional por una norteamericana. Esto desató la ira de los rumanos y generó un Tsunami de publicity que arrastró a consumidores y medios en defensa de los intereses rumanos. Veredicto: ¡maquiavélicamente inteligente!

Desafiadlos: Estela Toys – Come Back Ferrorama.

La nostalgia es poderosa. Si lo dudáis, entonces mirad cómo la marca Estela Toys consiguió resucitar un producto descatalogado y convertirlo en un fenómeno mediático en Brasil. ¿Cómo? Gracias a un desafío bien pensado que mezclaba orgullo y morriña en un mismo carril. Veredicto: el Frikismo nunca debe ser ignorado en una estrategia.

http://www.youtube.com/watch?v=tf5IAfhk4-0

Sorprendedlos: Tesco – QR Supermarket

Transformar algo tan rutinario como hacer la compra en una experiencia es realmente para sorprenderse. Esto fue lo que la gente de Tesco se puso como meta y gracias a una buena dosis de tecnología y mucho ingenio lo consiguieron. Un supermercado virtual que facilita la vida de las personas y las convierte en dueñas de su tiempo. Veredicto: si Mahoma no va al súper, el súper va a Mahoma.

Involucradlos: Bing – Decode JAY Z

Hacer una biografía de una celebrity en tiempos de redes sociales es un reto, competir con Google es un desafío y hacer que la gente se involucre saltando del ON al OFF en busca de pistas en Nueva York casi una odisea. Pero cuando hay un gran dosis de estrategia los problemas se convierten en soluciones y una biografía en un juego adictivo. Veredicto: haz que tu público se divierta y se convertirá en un amigo.

http://www.youtube.com/watch?v=vaQIFX19c2w&playnext=1&list=PLDFEBAAD11259FDFA

Inspiradlos: Edding – Wall of Fame

Para finalizar y no por menos importante una acción de Edding que a mí me encantó. La mecánica fue muy simple: crearon un muro virtual donde dibujar lo que uno le apetezca con un rotulador virtual y dieron la oportunidad de compartirlo gracias a las redes sociales. Veredicto: el ego de tu público es inagotable, déjalo fluir con tu marca.

Como conclusión debo confesaros que después de analizar estas piezas sólo me quedo algo claro (y es tan obvio que asusta), las campañas que emocionan funcionan por una razón muy simple: somos personas. Y estoy convencido que mientras más se parezcan las marcas a las personas, más lejos llegarán.

Menú