¿Qué debe tener un creativo perfecto?

Creatividad

No podemos pretender que las cosas cambien si seguimos haciendo siempre lo mismo – Albert Einstein

Soy @albabupe, formo parte del equipo de cultura y gestión del talento de Territorio creativo y creo firmemente que en tiempos de crisis la creatividad es uno de los aliados más valiosos para encontrar un puesto de trabajo, o salvar el que ya tenemos.

La creatividad es una de las competencias que más debemos admirar los recruiters y no sólo en perfiles creativos, en los que nos centraremos más adelante. Los perfiles que posean creatividad en sus venas nos ofrecerán soluciones innovadoras e imaginativas, que es lo que queremos ofrecer a nuestros clientes.

Pero, ¿qué hacer si con tu perfil quieres optar a un puesto dentro del departamento creativo y compites con la creatividad colectiva que están desarrollando todos los perfiles? Hoy intentamos darte algunas claves. Un creativo cuanta con tres “armas” para conseguir un puesto de trabajo: su CV, la entrevista y su portfolio.

El Currículum

El CV de un creativo es su carta de presentación y no sirve con una hoja que describa la experiencia profesional que hemos adquirido hasta el momento. Os dejamos tres lugares inspiradores: portafoliosblog.com, creatividads o cabezas graficas.

La entrevista

Hablando con @carlosjimeno, director creativo en Tc, me explicaba qué es para él ser un creativo y coincido cien por cien con su reflexión: “Ser creativo es una actitud, no se puede ser creativo de 8 a 15h. Es una decisión vital porque es muy duro. Desde que decides serlo, te enfrentas cada día a poner tu trabajo sobre la mesa para que compañeros, clientes y consumidores lo juzguen sin contemplaciones. Ser creativo implica tener una tremenda curiosidad, unas ganas enormes de hacer las cosas mejor y diferentes. Es necesario tener hambre de conocimiento, saber un poco de muchas cosas. Un creativo debe de ser flexible para adaptarse a todo tipo de escenarios, ser serio a veces y divertido otras. Y sobre todo, debe tener la suficiente humildad para saber escuchar, cambiar de opinión y mejorar.

Las competencias que resaltaba Carlos son las mismas que busco en una entrevista para un creativo. Hay una pregunta cuya respuesta al salir de una entrevista debo tener clara ¿El candidato desarrollará su pensamiento creativo día a día? La respuesta está en el portfolio, en el entusiasmo con el que lo muestra, en su discurso motivador y en el hambre que destila en nuestro encuentro.

Algunas claves que queremos encontrar en un creativo:

  • Talento, curiosidad, hambre y bondad.
  • Deben contar cosas distintas, demostrar ganas de hacer las cosas de manera diferente a como se ha hecho hasta hace poco.
  • Ver cosas que otros no ven.

El portfolio

Soy @octavioterol, creativo en Tc, y me consta que Alba es exigente en las entrevistas pero, sobre todo, crea un clima perfecto para que puedas “venderte” sin estar nervioso y para que puedas demostrar que puedes ser un creativo teceriano. Pero, ¿qué hay del portfolio? Muchas de las carpetas que llegan a Territorio creativo, y estoy seguro que a la mayoría son de agencias, están llenas anuncios pero no de ideas. La mayoría de los anuncios son ficción, mientras que las buenas ideas son reales y demuestran y/o responden a un problema planteado previamente.

Hoy en día, la carpeta de un creativo no (sólo) debe contener anuncios. Debe contener ideas que solucionen un problema. Ideas reales que se pueden ver y experimentar. Para explicar una idea no hace falta un vídeo o una gráfica espectacular (aunque la mona se vista de seda…), basta con unas líneas que la cuenten. Cuando tengamos que contar esa idea al cliente, entonces sí debemos envolver esa idea en el mejor papel de regalo posible -siempre y cuando ese papel no tape la idea, no vaya a ser que la brillantez de la idea sea interpretada por el cliente como simpleza y crea que no hubiera sido necesario un creativo para parirla-.

En Territorio creativo nos gusta pensar que con nuestras ideas podemos cambiar el mundo. Con anuncios no se cambia el mundo pero con grandes ideas sí.

La mayoría de las buenas ideas no tienen un formato publicitario conocido. Las buenas ideas no parecen publicidad, como a continuación veremos en algunos ejemplos que nos gustaría encontrar en los portfolios que nos llegan a Tc.

¿Cómo promocionar unas islas que son prácticamente iguales que las de al lado? ¿Hacemos los mejores folletos? ¿Hacemos un vídeo espectacular en el que parece que estés buceando o con una realización tan buena que parece que estés oliendo la arena de la playa? Eso sería un anuncio más.

Una buena idea es la que crearon desde el departamento de Turismo de Queensland cuando decidieron poner una suculenta oferta de trabajo con una remuneración astronómica a cambio de, simplemente, “cuidar” la isla. La oferta salió en todos los medios posibles. La isla y su oferta turística destacó entre todas las de alrededor. Como veis, una idea genial que no viene en formato anuncio: “El mejor trabajo del mundo” (La importancia de bautizar las ideas para venderlas).

El siguiente ejemplo decidí incluirlo en mi carpeta, carpeta que envié hace más de año y medio a Territorio creativo. Era una idea que llevé a la práctica en la anterior empresa donde trabajaba para un cliente con una tienda de exposición de cocinas. El cliente en cuestión tenía un problema, y es que apenas entraba gente en su tienda.

El cliente me dijo que quería un anuncio para que la gente entrara en su tienda, que él ya se encargaría de venderles cocinas. A mí se me ocurrió que lo mejor no era un anuncio sino unos cursos de cocina gratis en la propia tienda. Serían impartidos por cocineros de la zona a los que convencimos para que colaboraran. No costó mucho convencerles, pues era una idea que también les beneficiaba ya que se promocionaba también a sus restaurantes. Es una idea sencilla. No es sólo un anuncio y, además, se resuelve un problema. No es un anuncio con una gran ejecución en ilustrator (eso lo dejamos para las carpetas de los artes donde además queremos ver grandes ideas, no os creáis), o un vídeo impresionante en stop-motion. Es una idea que en mi carpeta expliqué con unas líneas y unas fotos de los talleres de cocina.

Hace años me leí un libro que siempre reivindico que se llama “El libro de Bob”, escrito por César García, director creativo de la agencia Bob. En él empecé a darme cuenta de la diferencia entre los anuncios y las ideas. En uno de los capítulos explicaba que las buenas ideas siempre superan la siguiente prueba: ¿Estarías dispuesto/a a pagar aunque fueran 50 céntimos por ella? Os aseguro que todos los asistentes a los talleres de cocina que organizamos estarían dispuestos a pagarlos. Del mismo modo, estoy seguro que también hubieran pagado, (aunque fueran 50 céntimos) los casi mil usuarios que participaron en la idea “El primer décimo 2.0” que se le ocurrió a nuestro director creativo, @carlosjimeno, para felicitar las Navidades 2010/2011.

Como veis, en las carpetas de los creativos queremos ver más ideas y menos anuncios. Ideas que no parecen publicidad pero que consiguen objetivos y solucionan problemas. Ideas que no son molestas e irrelevantes como los anuncios. Ideas en las que nos apetece participar e ideas a través de las cuales podemos llenar nuestro tiempo libre. Ya sabéis, podéis encontrar ejemplos de ideas en tclab.es

BONUS TRACK: ¿Cómo conseguir que tu portfolio o tu CV destaque entre todos y conseguir una entrevista?

Os dejo con mi idea preferida para destacar ante un director creativo:

Aquí la idea preferida con el mismo objetivo de @carlosjimeno:

Y por último, una recopilación muy completa de mi compañero en el equipo creativo, @di_trolio: “El ataque de los portfolios: 5 formas creativas de entrar en una agencia”

 

Menú