Old Spice huele a hombre

Creatividad

Treinta segundos con un ex-jugador de fútbol americano metido a actor, mucho humor y una ejecución cuidada le han valido a Old Spice más de doce millones de vistas en YouTube, al menos cuatro premios de publicidad (hace un par de semanas, un León de Cannes) y colocar un spot en la entrada de “viral“ en las enciclopedias.

Una de las claves de la atracción humana grabadas a fuego en nuestros cerebros es la similitud. Tendemos a favorecer aquello que reconocemos como parecido a nosotros en cualquier campo: en el físico, en los gustos… pero también en las ideas y en el humor.

Los creativos de Wieden + Kennedy saben esto y echan mano de la ironía para persuadir a hombres y mujeres para que adquieran el gel de ducha de su cliente. Sabemos que no podemos competir en atractivo con un Isaiah Mustafa que tiene cuanto las mujeres pueden idealmente desear en un hombre. Pero precisamente conectamos con el spot porque reconocemos la ironía de lo imposible del ideal y nos reímos con la presentación estereotipada del hombre perfecto clásico que, al parecer, tenemos superada. Y por eso nuestra actitud hacia la marca se vuelve favorable.

La primera línea engancha: “¡Hola, chicas! Mirad a vuestro hombre, ahora miradme a mí“. La sucesión de efectos visuales no da tregua a la atención y el planteamiento despierta una sonrisa cómplice, que se ve acrecentada al recurrir al patrón de tópicos tradicionales sobre la masculinidad, que acrecientan la sensación de cercanía con la marca, pues todos los conocemos.

Un toque de incongruencia para reforzar más aún el recuerdo (“estoy en un caballo“) da la puntada final a un spot bordado. Para ellos, el mensaje ha calado: “oled como un hombre que ellas quieren“. Para ellas: “Old Spice huele a hombre“. Y todos contentos.

Menú