Nosotros consumimos, nosotros decidimos: el poder del target

Marketing Digital

– ¿Dónde dejamos todo el Jägermeister que traemos para vosotros?

– ¿Os podemos abrazar?

Y nos abrazamos. Porque no estamos acostumbrados a que los invitados a los TcDesayunos traigan regalos tan ad hoc a los tecerianos. No podían venir de otros que de parte del equipo de Concept56, una agencia efímera con la misión de crear un evento único en Madrid que combina distintas formas de arte: música, teatro, cine y diseño, todo agitado y revuelto con la creatividad y cuatro un chupito de Jägermeister.

Esta agencia nació hace cinco meses y ya tiene fecha de cierre porque Concept56 nace y muere con cada proyecto. La primera surgió en Amsterdam y ahora la conocida marca de licor de hierbas se ha venido a España para reclutar a cinco mentes creativas de diferentes disciplinas y levantar un evento en la capital nunca visto hasta ahora.

El ‘concept’ parte de la idea de integrar al target en el proceso creativo bajo la tutela de la marca Jägermeister. Y 56 es el número de ingredientes que empleó Curt Mast para crear Jägermeister en 1934. Que os creéis modernos por beberlo y tiene ya más años que las tormentas.

Un proyecto formado por personas para personas, un mantra muy Territorio creativo: ‘Jägermeister prefiere que sea su público objetivo el que gestione el proyecto a que lo haga una agencia con personas ajenas a la marca. La comunicación es mucho más eficaz si integramos al target dentro del storytelling en la fase de desarrollo’, afirma David Acirón, producer del equipo.

Elisa González, Directora de Arte de Concept56 definía el objetivo que persiguen: ‘Queremos montar un evento que te explote la cabeza y que supere las expectativas de todo el mundo’. Pues ok. Sí a todo. Eso es lo que se llama transgresión. ‘El invitado no tiene una barrera entre el contenido y él como espectador, sino que forma parte del mismo, pudiendo convertirse en un personaje clave para la historia’, añadía.

El acierto de intercambiar los papeles en las vías tradicionales de comunicación sumado al esfuerzo de reunir a un equipo joven e interdisciplinar han dado como resultado un concepto innovador dentro de la gestión cultural.

Irene Naranjo, la quinta pieza del los integrantes nos ha desvelado los entresijos de la fase de reclutamiento del equipo: ‘El proceso de selección corrió a cargo de la revista Yorokobu y de un grupo de ojeadores que salieron a ‘cazar mentes’ a la noche madrileña. Surrealismo, creatividad, talento y mucha imaginación que desembocó en 800 solicitudes de las que sólo 31 consiguieron ser finalistas’. La entrevista personal fue el último paso antes de conseguir una de las cinco sillas del despacho en el que trabajan, en el sótano de una librería de Malasaña.

Sólo los elegidos podrán formar parte de este evento sin precedentes que se celebrará el 15 de octubre. Para asistir tendrás que tener la suerte de cruzarte por la calle con un personaje inventado para la ocasión que necesita tu ayuda. Poco más podemos contar.

Brindemos por el talento, por las mentes y la creatividad. Brindemos por las personas con ganas de arrasar y construir cultura. Brindemos con un Jäger muy frío y mañana será otro día.

Menú