Mide y Analiza: la importancia de segmentar

Analítica y Data Science

“-Estamos dispuestos a derramar nuestra sangre por la causa.
-¡Yo no!
-¡¿Eh?!
-¡Que yo no!
-Ah sí. Hay uno que no” La Vida de Brian

A veces lo más difícil en el análisis de un sitio web es identificar dónde y cómo empezar a segmentar los datos. Para realmente tomar decisiones sobre los datos tenemos que tratar la información de forma segmentada, nunca de forma agregada.

Pero… ¿qué segmentos son realmente los que importan en nuestro sitio web? ¿Cómo lograremos averiguarlo?

Un primer acercamiento a los segmentos más importantes será profundizar en los datos a nivel de:

1. Captación

Es decir, profundizar en la forma en que realizamos la adquisición de los visitantes. Así, podremos contestar a preguntas como:

  • ¿Cómo funcionan nuestros esfuerzos en SEO?
  • ¿Y nuestra estrategia en SEM?
  • ¿Obtenemos resultados desde las Redes Sociales?
  • ¿Y de las campañas fuera de nuestro sitio?
  • ¿Con qué palabras nos encontraron?
  • ¿Qué otros sitios web nos mandan visitas de calidad?

Si tomamos los datos de nuestro sitio web en base al origen del tráfico, podemos saber de un solo vistazo si nuestro tráfico es de calidad, cómo ayuda cada origen a la conversión y cómo está funcionando el sitio a nivel de consecución de objetivos, por ejemplo:

Además, si sabemos cómo funciona cada fuente de origen, podremos observar su tendencia, estudiar cómo se reparten las métricas y podremos optimizar cada fuente por su lado conociendo sus puntos fuertes y débiles.

2. Comportamiento

También podemos segmentar por el uso que hacen de la web nuestras visitas. Lo podemos hacer en base a preguntas como:

  • ¿Por dónde entran?
  • ¿Por dónde salen?
  • ¿Dónde hicieron click?
  • ¿Qué producto visitaron?
  • ¿Cuánto tiempo se quedaron?
  • ¿Cuántas páginas vieron?
  • ¿Qué fichero se descargaron?
  • ¿Qué buscaron en el buscador interno?

Podemos estudiar los datos de segmentos que cumplen una serie de requisitos en base a la activación o compromiso que tienen los usuarios con nuestra web.

Si estudiamos cómo se comportan las visitas, conoceremos mejor a los visitantes, además de identificar cómo se manejan las visitas en nuestra web y registrar patrones de comportamiento.

Por lo que podremos personalizar nuestra oferta y optimizar el sitio web en base a la navegación.

3. Resultados

El último eje sobre el que podemos basar una primera segmentación de los datos del sitio web es analizar en base a resultados.

Estudiando bien el proceso de conversión o a los que convirtieron podremos segmentar a las vistas:

  • ¿De dónde vinieron?
  • ¿Cuánto tiempo tardan en comprar?
  • ¿Qué contenido del sitio web consumen antes?
  • ¿Qué palabras clave utilizaron?
  • ¿Con qué frecuencia vuelven?

Si identificamos todos los productos y segmentamos por consecución de los mismos, podremos estudiar a los que convirtieron y ver qué tienen en común con aquellos que no lo hicieron.

Segmentando por las tasas de conversión de cada producto (adquisiciones del producto / visitas a la página de interés del producto) para poder estudiarlas bajo el mismo plano y determinar dónde podemos meter mano.

Si sabemos qué diferencia a los que convierten, podremos entender sus motivaciones e identificar cada conversión al mismo nivel. Para así trabajar en la reconversión a otros productos y optimizar el proceso de compra o embudo de conversión.

La segmentación es indispensable para poder hacer un análisis digno de nuestro sitio web. Podemos segmentar por muchas métricas y dimensiones, empecemos por esta sencilla metodología y una cosa llevará a la otra ?

Menú