Loyalty y Recency: Apostando fuerte por la fidelización del usuario

Estrategia

“Os juro que no miento, sabed que la fidelidad es de todas las virtudes la menos constante, lo cierto es que ¡No puedo evitarlo!“?, Vizconde de Valmont (Las Amistades Peligrosas).

Para nuestro negocio es vital que se entienda bien cómo podemos medir la fidelización (loyalty) del usuario con nuestra web, puesto que es uno de los aspectos más importantes que tenemos a mano, para detectar y entender qué medidas podemos tomar para mejorarlo. Lo primero, y más importante, es saber que esta métrica está basada en visitas y no en visitantes. Y que por cada visita durante el periodo a analizar, esta métrica cuenta la historia de todo el tiempo disponible (lo que dure o haya durado la cookie).

Puede pasar que tengamos una muy potente captación, y que nuestros esfuerzos en SEO, SEM, mailing, etc“, se vean recompensados atrayendo a un número importante de visitas. Pero, si captar usuarios es muy importante, no lo es menos el fidelizarlos. Si no vuelven, todos estos esfuerzos y dinero invertido en publicidad habrán sido en vano.

Cualquier herramienta de analítica web dispone de esta métrica, que contará con el número exacto de visitas, ordenado por las veces que se han acercado a visitarnos y el porcentaje que supone del total:

En el ejemplo, podemos ver que, así como el 62,8% de los visitantes que hemos tenido en un periodo determinado, sólo han venido una vez, el 21,9% han repetido entre 1 y 8 veces, y, finalmente, el 15,3% han venido más de 9 veces.

Lógicamente depende del negocio determinar qué porcentaje de visitas representa éxito. En un blog o site de contenido, el porcentaje de 1 veces debe tender a la baja, dependiendo de cuantas veces se actualice el contenido en el periodo de tiempo analizado. En un negocio de venta, puede que un porcentaje alto en visitas de 1 sola vez en un mes sea lo normal, por lo que habrá que ampliar el periodo de análisis a 3 meses, por ejemplo. Depende también de la estacionalidad del análisis de la oferta. Un site de un hotel deberá tener más fidelización, coincidiendo con las temporadas altas.

El primer paso para analizar la fidelización es tomar los datos del último año, mes a mes o en grupos de 3 meses, y ver la evolución de las visitas que repiten en el site. Así tendremos una idea de los porcentajes de fidelidad que tenemos, y podremos marcar los objetivos basándonos en datos reales.

Podemos complementar esta información con el dato de Frecuencia (recency), que indica cuanto tiempo tardan las visitas en volver a nuestro site (también esta métrica es sobre visitas, no sobre visitantes):

La métrica de “hace 0 días de la última visita”, puede dar lugar a errores, puesto que agrupa a los que realizan su primera visita y a los que repiten en las últimas 24 horas.

¿Para qué nos sirve este dato? Para evaluar el éxito real de una campaña, por ejemplo. Ahora no nos basta solamente con que se compre un producto mediante una campaña de publicidad. Queremos más. ¿Cuál es el visitante ideal? El que compra“ y el que vuelve a comprar 🙂

Ambas métricas son interesantes de analizar con datos de visitas totales para entender qué está pasando de manera general en nuestro site, pero ganan mucho si las analizamos por segmentos.
Podemos analizar el segmento de Nuevos Visitantes, para comprobar si la primera impresión que se llevan las visitas es la correcta y nos adoran desde el primer momento.

Será interesante también segmentar por campaña, todas aquellas visitas interesadas en un determinado producto o servicio, ¿vuelven? ¿Cada cuanto tiempo? Y las que han adquirido ese producto o servicio“ ¿se pasan de vez en cuando a ver qué hay de nuevo? Estas métricas pueden suponer la diferencia entre una campaña mediocre o notable o una campaña muy buena o sobresaliente.

Porque“ ¿qué es mejor? ¿Una campaña en la que hemos vendido un montón de unidades y no volvemos a saber nada de los compradores? ¿O una campaña en la que no hemos vendido tantas unidades, pero un gran número de los que han comprado se han convertido en clientes habituales y siguen adquiriendo productos? A esto me refiero.

Una campaña que a priori puede haber sido espectacular con el tiempo, podemos comprobar que, aunque el objetivo de venta se cumplió, no fue tan sobresaliente. Y una campaña que en su momento no fue récord absoluto de ventas puede que con el tiempo comprobemos que supuso mucho más beneficio del que parecía y pase de mediocre a muy notable 🙂

Y no tiene por qué ser una campaña. Podemos crearnos un segmento con los visitantes que nos lleguen de buscadores por una determinada palabra, por ejemplo, los que busquen nuestro producto o servicio estrella. Si analizamos estas dos métricas para este segmento podemos comprobar si este producto o servicio crea fidelización.

Lo que está claro es que el hecho de que un “cliente habitual” compre, es mucho más fácil que lograr que un “no cliente” compre. La fidelización es algo en lo que tenemos que invertir, tanto o más que en la captación.

Más información | Lunametrics (loyalty), Lunametrics (recency) y Avinash Kaushik (visitor behavior)

Entradas en eTC sobre analítica web:
Tasa de rebote, a vueltas con la “bounce rate“?
Este es el plan: segmentar, segmentar y segmentar
Primeros pasos para hacer un análisis de nuestra web: Top Pages y Referring URLs

Menú