Llamadas gratis a cambio de publicidad

Creatividad

Hoohaa_1
Hace un tiempo lo escuchamos pero parece que está sucediendo. En Nueva Zelanda pagan a usuarios por recibir anuncios en su móvil. La fórmula parece haber tenido éxito y en un mes de vida, HooHaa (así se llama el servicio) tiene 20.000 suscriptores. Virgin Mobile Usa también introdujo el sistema hace meses y parece que se está asentando. Las claves del éxito de estos programas: que son opt-in y segmentados (además del incentivo del pago).

HooHaa paga 10 céntimos por cada anuncio que reciba el teléfono y los anuncios se ajustan a las preferencias establecidas por el usuario, con lo que pueden resultarle interesantes de verdad. La mayoría de los anunciantes han ofrecido ofertas especiales a los usuarios. Burger King, por ejemplo, realiza una oferta 2×1 a todo el que muestre en el mostrador el móvil con el mensaje, mientras que una cadena de televisión aprovechó el medio para avisar del estreno de una serie. Cada mensaje de texto cuesta al anunciante entre 40 y 60 céntimos.

Según cuenta el reportaje, es un servicio que interesa también a los adultos. Una quinta parte de los suscritos a HooHaa son mayores de 35 y dos tercios tienen entre 18 y 35 años. Además, cuenta la empresa que muchas de las personas suscritas hubiesen recibido gustosas más de 10 mensajes al día, aunque la compañía ha puesto el limite individual en seis mensajes diarios. Las ganancias se cargan directamente en la cuenta telefónica del usuario, con lo que funcionan como descuentos en la factura de móvil.

Sugarmama
Es una fórmula que también Virgin ha puesto a prueba en Estados Unidos, bajo el nombre de Sugar Mama, aunque de forma diferente. Los usuarios suscritos tendrán que ver anuncios en vídeo, responder a preguntas de los anunciantes por sms o participar en encuestas sobre marcas, productos o servicios. En medio año de funcionamiento ha reunido a 250.000 suscriptores (unos 1.000 por día, Virgin Mobile tiene casi 5 millones de usuarios en Estados Unidos), que han hablado gratis más de tres millones de minutos. La fórmula está funcionando bien y grandes anunciantes como Levi’s, Sony o la Marina estadounidense están empleando Sugar Mama para anunciarse.

Menú