La magia está en ti. El mundo es de los que creen

Good Rebels

– Buenos días Jorge. La varita la dejamos en el cajón, pero ¿qué hacemos con la lechuza?

– Déjala en la cocina con un trozo de brazo de gitano y verás como se apaña.

La percha de la entrada llena de túnicas, los libros de conjuros cerrados, las pócimas cuidadosamente preparadas en la cafetera (sí, es que hay cápsulas de pócimas) y los tecerianos listos en el aula para recibir su masterclass de magia. No iba a ser un viernes cualquiera, hoy nos íbamos a dejar sorprender y para ello había que cambiar #TcAula por #TcHogwarts. Jorge Blass aparecía sin humo ni chistera en #TcDesayunos para hacernos creer… en nosotros mismos.

Ilusionista, brujo del siglo XXI. Pocas presentaciones más necesitaba el invitado. Jorge Blas arrancaba el #TcDesayunos pasándonos la varita a nosotros: ‘La magia está en ti. No puedes imaginar lo que eres capaz de hacer hasta que no te pones a ello; solo es cuestión de 10.000 horas, constancia e ilusión’, explica Jorge. ¡¿Pero cuántas reencarnaciones necesitamos para encontrar tantas horas?! La teoría de las 10.000 horas establece el número mágico de la verdadera maestría, el tiempo que los investigadores consideran que hay que dedicar para ser experto en algo. Pero vaya, vamos a tomárnoslo como una forma de hablar y quedaros con que hay que esforzarse mucho.

Seguía el espectáculo y los trucos de cartas. Cientos de ojos puestos en las manos del mago y ni uno capaz de cazar el secreto. ‘En la magia también seguimos una metodología y solo enseñamos lo que queremos que la gente vea. Jugamos con la atención, la percepción, la palabra y la memoria y hasta el más incrédulo sale de nuestras funciones boquiabierto; las cosas importantes de la vida están delante de nuestros ojos y no nos damos cuenta, así funciona la magia’.

Ya se decía en El Principito: ‘Lo esencial es invisible a los ojos, solo se puede ver bien con el corazón’. Y si aún así no los ves claro, aplica los tres consejos de Jorge Blas:

  • Practica hasta alcanzar la excelencia.
  • Sorprende, aprovecha el efecto ‘wow’
  • Piensa que no hay nada imposible: las limitaciones nacen de nosotros mismos
Eso lo que hemos hecho y algo sí que hemos conseguido en la hora y media que ha durado el #TcDesayunos. ¡Hemos sido TT! ¿Brujería? No lo creemos.
Una persona partida por la mitad, dos conejos saltarines y varios tecerianos desaparecidos después se cerraba el telón. Ha ganado la magia porque ya hay suficientes incrédulos en el mundo. Sin embargo, el mundo no les pertenece, el mundo es de los que creen.
Menú