La geosocialización: geolocalización y redes sociales (I)

Social Media, Tecnología

El uso de la geolocalización en Internet va mucho mas allá de Foursquare, existen numerosas posibilidades de utilizar la geolocalización para territorios, organizaciones y personas.

Este primer artículo tiene el objetivo de mostrar las infinitas posibilidades de la geolocalización agrupadas en ocho aspectos presentes en nuestro día a día. Posteriormente iremos desarrollando aspectos y herramientas concretas para conocer su uso y aprovechar las posibilidades que nos ofrece el mundo de la geolocalización.

1. EL MUNDO DE LA GEOLOCALIZACIÓN o cómo entender el potencial de la geolocalización en Internet

Internet es un espacio online infinito donde da lugar a relaciones humanas de todo tipo. Es la muestra más tangible de la globalización. Pero paradójicamente a este fenómeno el hecho local cobra especial relevancia, lo que unido a la popularización de los dispositivos móviles y al fenómeno social de compartir que se da en la red da lugar a un fenómeno denominado SoLoMo (Social, Local y Móvil).

Antiguamente se pensaba que la Tierra era el centro del Universo, posteriormente se confirmó que ésta giraba alrededor del Sol, hoy más que nunca la Tierra gira alrededor del individuo que, gracias a su hiperconectividad, se convierte en el centro de todo. Los mapas tradicionales están muriendo, ya no necesitamos mirar uno con cientos de datos y recursos, ahora es el mapa el que se adapta a nuestros gustos y a nuestras relaciones, desde el momento en que activamos la posibilidad de ser geolocalizados en el móvil el Internet sensible de Tim O’Reilly se pone en marcha y sitúa los datos que nos interesan a nuestro alrededor, ofreciéndonos exactamente lo que queremos y vinculando nuestra posición con las personas de nuestras redes sociales.

Además de la posibilidad de la ubicuidad (estar en diversos espacios al mismo tiempo) tenemos la posibilidad de obtener información a tiempo real, se trata de una auténtica revolución porque altera las dos dimensiones en que nos movemos: la espacial y la temporal.

Así pues, a la unión de la geolocalización y las redes sociales se le ha denominado Geolocalización Social (ver presentación de Christian Palau) o, más recientemente Geosocialización, la socialización de las personas en función de su localización en el espacio y que, en última instancia, pueden acabar el proceso en el denominado geocommerce, la venta de productos y servicios en función de la localización de los clientes.

2. LOS MAPAS EN INTERNET o cómo obtener información geográfica en Internet

Los mapas en papel, de diversas formas y tamaños, están pasando a formar parte de los museos como hermosas muestras de la antigua cartografía. En la actualidad una nueva generación de mapas se desarrolla en Internet a través de numerosos operadores que ofrecen una definición de la Tierra cada vez mayor y una cantidad ingente de datos geoetiquetados.

Las IDEs o Infraestructuras de Datos Espaciales: la cartografía oficial de las administraciones públicas que ofrecen de forma gratuita y con modelos estandarizados en toda Europa a través de la Directiva Europea INSPIRE.

Los mapas de Google: en dos dimensiones, en tres dimensiones, a vista de calle, con posibilidad de modificar mapas, la localización de los negocios, un sinfín de posibilidades que convierten a Google en el servidor de mapas más popular del planeta.

Apple Maps: acaba de presentarse el Iphone 5 y Apple ha abandonado los mapas de su competidor Google para ofrecer su propia cartografía con una vertiente eminentemente móvil y con unas posibilidades de crecimiento enormes.

Bing Maps: Microsoft, el tercero en discordia en esta “Guerra de los Mapas” continua mejorando siguiendo la estela de Google e intentando ofrecer integraciones con otros productos para ofrecer un valor añadido que lo diferencia de éste.

Nokia Maps: fue de los primeros en el desarrollo de los mapas en los móviles Nokia pero se quedó atrás, aún así no abandona y en estos momentos es el proveedor de cartografía del buscador Yahoo Maps.

Openstreetmap: el Wikimapa, un mapa realizado por todos los usuarios y compartido de forma libre, la nueva revolución, a través de la colaboración se generan mapas de la forma más rápida posible y se ponen a disposición de todos.

Ikimap: no se trata de un mapa sino de muchos, una forma muy sencilla de crear y obtener información geográfica de otros usuarios de forma colaborativa y teniendo como base a la mayoría de los mapas anteriores.

3. LA GEOLOCALIZACIÓN SOCIAL o cómo compartir la información desde lo local

Ahora la información geográfica no se mira, se crea, no se analiza, se comparte, la geolocalización social hace que los usuario digan dónde están y qué opinan de ese sitio, provocando un impacto cada vez más importante en la reputación online de los negocios.

Foursquare: es la herramienta “ de moda”, donde los usuarios dicen donde están y qué opinan y a cambio se les dan “badges” a modo de premios digitales, pero también los negocios pueden hacer promociones e interactuar con los clientes a través de sus checkins en los establecimientos.

Google Local: Google Places era la forma de geolocalizar un negocio en Google Maps, tras su unión con la red social Google Plus nace Google Local, un directo competidor de Foursquare que además incorpora la posibilidad de puntuar los sitios tras la adquisición de Zagat por parte de Google.

Yelp: en EE.UU. es muy reconocida, en Europa está desembarcando. Una herramienta semejante a Foursquare pero muy dirigida al pequeño comercio y a la creación de una comunidad alrededor de éstos, su impacto ha hecho que incluso sea analizado en la Universidad de Harvard.

Twitter: aunque se trata de una red social tiene un componente importante de geolocalización, podemos decir de dónde somos en la configuración y por tanto buscar a gente por lugares y también podemos compartir nuestra ubicación en cada tweet. Además las herramientas anteriores permiten compartir también en Twitter, lo que hace que indirectamente tenga un componente de geolocalización social básico.

Facebook Places: Facebook lo intentó con Places, con Deals, compró Gowalla y la cerró, abandonó la posibilidad de competir con Foursquare en su terreno pero no ceja en su empeño con hacerse un hueco en la geolocalización social, permitiendo que se integre Foursquare como aplicación por ejemplo.

 

¿Te parece interesante? Próximamente la segunda parte donde hablaremos de geomarketing, geocommerce, geolocalización aumentada, geoposicionamiento web, geoposicionamiento emocional y geolocalización personal.

Menú