La delgada línea offline-online

Estrategia

Cada vez me parece más claro, y es algo que comparto plenamente con mi compañero Carlos Jimeno: en el futuro, gran parte de una campaña de publicidad se desarrollará en la vida real a la par que se desarrolla o se deja testimonio de ella en “la nube”.

Ahora mismo nos encontramos en pleno bombardeo de la campaña de Hotmail y su ‘30 días para conquistar a Julia‘. No es que hayan escatimado en gastos: anuncios en TV, pancartones en carretera, en edificios, muchos ads en Facebook, una página fan en Facebook y un canal de Twitter, además de banners en multitud de webs. Y según parece, la historia es verdadera. A estas alturas no creo que haya mucha gente joven que no se haya percatado de la campaña, con la de ruido que están haciendo.

Creo que ya lo hemos mencionado, pero Carlos y yo pensamos que YouTube tiene mucho que jugar en el futuro en este campo. Al fin y al cabo, el vídeo se convierte en el mejor “testigo” de algo que ha ocurrido en la vida real, y que permite “prolongar” esa acción publicitaria en el tiempo y en el espacio de una forma tan económica como tú quieras hacerla.

Hace algo más de un mes fuimos al evento Play Google en el Hub Madrid. Lo que más me llamó la atención fue que todas las tecnologías y capacidades que se están desarrollando en tecnología tienen algo en común: van encaminadas a unir el offline con el online de una forma más efectiva e inmediata. YouTube, Google Earth y Maps, y todas las opciones que permite la telefonía móvil desde la aparición de los smartphones.

Pero ¿qué digo? ¡Tampoco descubro nada nuevo! Miremos a nuestro alrededor: ¡la Web2.0 consiste precisamente en esto! ¿No es Facebook la forma de plasmar tu vida en “la nube”? ¿Que me decís del blogging y del microblogging? ¿Foursquare? Paulatinamente (¿o aceleradamente?) vamos más a este juego de vida offline-online. Todos hemos oído ya eso de “si no estás en Facebook, no eres nadie”.

Pensemos un poco. La realidad aumentada, marketing de guerrilla… Este es otro filón interesante. Si en el futuro lo que se vende son emociones y experiencias, hay que permitir al consumidor potencial que pueda experimentar eso en sus propias carnes. El juego streetmarketing-vídeo posterior es cada vez más común. Y a mí me gusta. Y los creativos de Territorio estamos pirados por querer hacer una de éstas. Lo que pasa es que, si el panorama empieza a llenarse de este tipo de campañas, surge el siguiente desafío: diferenciarse. Y si en Social Media lo que importan son los contenidos, más que las formas, el desafío se complica el doble.

Pero para eso estamos. ¡Que empiece el juego!

PD: Gracias a Alberto Ramos, que me hizo decidirme gracias a reflexionar a partir de esta noticia: ‘De YouTube a Antena3, Isasaweis triunfa con sus trucos

Menú