[Infografía] ¿Estás invirtiendo en las plataformas publicitarias correctas?

Marketing Digital

Si aún no estás invirtiendo la mitad de tu dinero en internet, posiblemente no. El último informe de Global Web Index (Q1 2015) deja claro que dónde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo es en Internet, lugar al que de media dedicamos unas 5,57 horas diarias. Esto supone que, dedicando unas 8 horas a dormir, más, al menos, otras dos a comer, nos sobran unas 14 horas de sol de las cuales el consumo de internet representaría el 42%.

Es muchísimo pero, ¿dedican los anunciantes suficiente esfuerzo estratégico a estos canales? A la vista de ciertos datos, otra vez, parece que no.

En la investigación publicada el martes pasado por Adigital en colaboración con Territorio creativo, Ogilvy, Social Noise y Carrots relativa a la Inversión en Publicidad Digital refleja que el grueso de las partidas de presupuesto en España 2015 sigue destinándose a medios tradicionales. Esto es: 61% a offline, 23% a digital y 18% a redes sociales.

Lo curioso de estos datos es que de ese aproximadamente 61% de inversión en offline, el 50% es representado por la televisión, pero ¿realmente dedican los consumidores la atención suficiente para justificar este esfuerzo? Desde luego la mayoría de anunciantes piensan que sí, pero tampoco pueden pasar por alto que mientras vemos la televisión consumimos en paralelo otros contenidos.

El 72% de los usuarios usa otro dispositivo mientras ven la televisión

El estudio de Global Web Index muestra que en el primer cuatrimestre de 2015 hemos dedicado de media unas 2,43 horas diarias a ver la televisión (la mitad de lo que dedicamos a Internet), pero que durante el tiempo de consumo de TV el 72% de los usuarios están conectados a una segunda pantalla.

Esto no sólo es interesante sino que también expone que el tiempo de atención parece reducirse radicalmente en este medio, y nos atreveríamos a afirmar que se acentúa especialmente durante la emisión publicitaria. ¿Pero qué hace el usuario en estos otros dispositivos durante este tiempo? Entre las actividades más recurrentes encontramos el uso de redes sociales (28%) y la búsqueda de nuevas compras (15%).

Esto es más interesante aún si entendemos que estas actividades las repetimos también el resto del tiempo de conexión: en el top 20 de actividades realizadas online, la visualización de videos es la protagonista, seguido en la segunda posición por el uso de herramientas sociales.

 

 

Los datos permiten abrir debate sobre si la inversión publicitaria van acorde con los hábitos del consumidor actual o si es hora de replantear modelos. En USA, esto ya comienza a ocurrir y no es el único país como ya adelantamos en el post sobre los sistemas publicitarios de Facebook.

¿Serías capaz de adaptar tu estrategia de marketing a los medios sociales?

Con total seguridad, sí. Las distintas redes sociales ofrecen tantos formatos publicitarios como ideas u opciones de promoción se nos puedan ocurrir; con formatos particulares y nativos ideados especialmente para distintas fases y necesidades de un negocio; desde branding o engagement, pasando por ventas o fidelización de clientes, como podéis refrescar en la guía de formatos publicitarios que publicamos a principio de este año.

Pero, los formatos adaptados a los diferentes objetivos de comunicación no es la única diferencia frente a otras plataformas publicitarias, sino también, la posibilidad de microsegmentación, de difusión orgánica o familiaridad inexistentes en otros entornos. ¿Qué significa esto? Publicidad más cercana:

  • Microsegmentación: los medios sociales nos dan acceso para alcanzar a usuarios por intereses que él mismo declara en su conexión. Siendo actualizado siempre al día.

  • Difusión orgánica: la promoción aumenta de forma paralela la capacidad orgánica del contenido gracias a la propia actividad del usuarios con el mismo, quienes agregan un efecto viral sin coste adicional entre su comunidad.

  • Familiaridad: los formatos publicitarios habitualmente contienen referencias de miembros de nuestro círculo cercano que ya ha interactuado con el contenido, produciendo el efecto de la “recomendación” tradicional y aumentando el recuerdo.

No sólo suena interesante, sino que lo es mucho más si tenemos en cuenta que la mayoría de estas plataformas nos permiten pagar y optimiza directamente por nuestro objetivo final de negocio, es decir, pagamos por ventas, por tráfico o por, por ejemplo, descarga de app, aportando un importante valor a nuestras campañas y optimizando por lo que realmente busca nuestra estrategia de comunicación.

Si a estas alturas estás tan cautivado como nosotros y quieres aprender más sobre cuáles son las claves para enfocar tu primera campaña en medios sociales, estas en el post correcto. Para ti hemos creado esta infografía en la que puedes encontrar los pasos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de plantear y crear vuestra primera campaña de Social Paid Media.

Seguimos abiertos al debate.

DESCÁRGATE AQUÍ LA INFOGRAFÍA

 

Menú