Fraude en la publicidad contextual

Marketing Digital

Lo decía ayer Antonio Más, “si este hecho (el fraude) se convierte en una tendencia creciente con una solución tan difícil como la del spam a primer golpe de vista, puede suponer una gran perdida de credibilidad y confianza en las redes de contenido, atacando a uno de los pilares de la economía web.”

Parece que los ladrones corren más que la policía, y que los troyanos (softwares malignos que se instalan en tu ordenador para hacer de las suyas) para generar clicks fraudulentos desde diferentes ordenadores, de forma que sea indetectable por Google (la policía), se están poniendo de moda. Los clickbots, como los llaman, son programados por gente que se quedará contenta si logra estafar unos cuantos miles de dólares, y que en absoluto buscan la fama (como los viruseros de antes).

Podemos encontrarnos con multitud de estafadores que estén satisfechos con pequeños resultados infectando porcentajes muy bajos de máquinas lo que les evite ser detectados y sabiendo que pueden ganar 2.000 o 3.000 dolares al mes con sólo 10.000 máquinas infectadas adjudicándole a cada una 20 o 25 clicks de buen valor en ese periodo.

Relacionado: Red de troyanos utilizada para hacer clicks fraudulentos en los anuncios AdSense, en Dirson.

Menú