¿Está bien cerrada la crisis de Domino’s?

Social Media

Los datos de analítica web que Trendspotting ha consultado, parecen indicar que la Red ya no habla de Domino’s Pizza en mayor medida que antes del escándalo viral que saltó sobre ellos la semana pasada. Pero que la marca aparezca mencionada el mismo número de veces que antes de la crisis, no quiere decir que el contenido sea igual de positivo o negativo que antes.

Pensándolo con un poco más de perspectiva, echo de menos que Domino’s, que ha insistido en que dos empleados idiotas han dañado la imagen de una marca con 50 años de historia y 125.000 empleados, haya mostrado algo de su historia o de sus empleados modelo. Pienso en un vídeo corporativo con empleados pronunciándose, o tal vez mostrando algunas cocinas de varios restaurantes a lo largo del país funcionando con normalidad. ¿Es acaso una receta anticuada inútil?

La empresa ha explicado que no emitió comunicado de prensa para no magnificar el asunto. Si la polémica comenzó en los medios sociales, decidieron enfrentarse a ella en estos. Puede que tengan razón. Aunque la división entre el mundo real, el que sale en los medios, y el “otro mundo“?, el de Internet, me parece artificial: ¿en qué se diferencian decenas de miles de consumidores indignados por Twitter de los que se enteren del escándalo por los periódicos (que, por otra parte, recogieron la noticia)?

Empleados con iniciativa

No obstante, tengo la impresión de que sólo ha logrado acallarla o que la Red se hartara de ello porque no había más que comentar. Actuaron correctamente, pero no necesariamente repararon el daño causado. El vídeo de los “pizzeros“? quedará en el imaginario de YouTube junto a pandas estornudando o Matt Harding bailando. El problema viene cuando no habrá otra imagen de Domino’s Pizza que acuda a la memoria para compensar.

Algo que sí puede haber ayudado a toda la marca, es el vídeo que el dueño de una franquicia de Chicago, Ramón León, preocupado por la polémica grabó para disculparse. Una cliente se quejó por Twitter en el fragor de la polémica de que su pizza había llegado en malas condiciones. León se puso en contacto con ella por Twitter y grabó el vídeo que encabeza al entrada, junto a su jefe de cocina explicando lo sucedido y pidiendo la oportunidad de mostrar de lo que son capaces. Este tipo de trabajadores son los que Domino’s tendría que haber buscado para contraatacar.

En eTc | Domino’s Pizza, los medios sociales atacan de nuevo

Menú