El iPod se enfrenta con Europa y los derechos de autor

Innovación

Apple y sus productos de consumo masivo iPod e iTunes se enfrentan a la incomprensión comercial de los legisladores europeos. Resulta que en Francia están tratando de poner cortapisas legales a los afanes exclusivistas de la marca y una ley aún por aprobar puede obligar al fabricante a abrir el formato de los archivos de música, que sólo se pueden escuchar en iPod e iTunes. Esta ley también se aplicaría a los formatos exclusivos de Microsoft y Sony, que como iPod, cuentan con sistemas propios de gestión y control de derechos de autor (Digital Rights Management).

España también se ha subido al carro contra Apple: la SGAE, fiel defensora de los derechos de los autores, ha demandado a Apple por negarse a pagar el canon a autores por copia privada, exigible por cada iPod vendido. La Sociedad General de Autores aplica con el iPod la misma lógica que rige con los cd’s y dvd’s virgenes, así como otros reproductores de mp3, tal y como ocurría en tiempo de la prehistoria con las casettes y las cintas de video vírgenes.

Para informar a los más perdidos, como yo, los usuarios tienen derecho a una copia privada de cualquier creación intelectual protegida por copyright, según la Ley de Propiedad Intelectual; pero se debe pagar un canon al autor. La única copia permitida sin cobro de canon es la que se realiza directamente al disco duro del ordenador, y es en esta expresión en la que se encuentra todo el intríngulis de la cuestión, pues aún está por definir qué es exactamente eso, "el disco duro de un ordenador".

Así que puede ser que los aficionados al intercambio por puro amor al arte aún tengan una escapatoria. No será así en Francia, donde se planea multar a los delincuentes intelectuales con multas de hasta 150 euros por compartir sus descargas. Así se espera acabar con la afición al P2P, cuyos programas emblema no dejan de sufrir ataques. Este año se han cerrado dos de los principales servidores de eMule.

(Vía El País)

Menú