El poder online del empleado

Good Rebels

Internamente, para la empresa es relativamente fácil mantener ciertas culturas y prácticas. El problema comienza cuando esto cruza las fronteras de la propia casa. Para el post, se me ha sugerido usar el caso Harrods como fuente de inspiración. El caso es en sí mismo bastante interesante y analiza el proceso de “rebranding” de una cultura empresarial y su efecto en la imagen externa de la compañía.

Se sumerge profundamente en el tema de la implicación de los empleados, que es el compromiso interno del empleado y la respuesta que la empresa está dispuesta a darle. En el campo de los recursos humanos, los empleados que se sienten implicados en su trabajo son más propensos a estar motivados, a mantener su compromiso con el empleador y a estar centrado en conseguir los objetivos de la empresa, llevando así las riendas del futuro de la organización. Cuando Harrods tomó la iniciativa de mejorar la implicación de sus empleados, lo primero que hicieron fue realizar una encuesta sobre sus empleados, para ver dónde y cómo empezar. En esta encuesta comprobaron que tanto empleados como consumidores coincidían en la importancia de un aspecto: la familiaridad y la transparencia de una compañía o marca. El caso explora una gran variedad de pasos que Harrods ha dado para mejorar la experiencia de sus empleados.

El gran tema ausente del artículo (y del mundo de los RRHH) es el impacto de la implicación 2.0 de los empleados, es decir, cuando la implicación es online y todo el mundo la puede ver. Si una compañía tiene una cultura fuerte de implicación del empleado, éstos están más dispuestos a tener una actitud positiva respecto a la empresa en sus actividades online pero, ¿qué pasa si no están satisfechos? Todo esto puede convertirse en una pesadilla pública.

Ejemplos recientes:



Otro de los ejemplos sería el vídeo de ‘I quit’ y la respuesta de la compañía. También podéis ver en el siguiente enlace otros muchos ejemplos.

Precisamente la semana pasada veíamos el fenómeno #GiveGregTheHoliday en las redes sociales. Después de que un empleado de seguridad mandara por error un email con una petición de vacaciones a toda la lista de empleados de la empresa, que eran más de 3.000, toda la compañía salió en apoyo de este empleado, creando el hashtag comentado.

Sí, es verdad, la mayoría de los ejemplos virales son negativos y vienen, sobre todo, de la industria de comida rápida, donde los empleados suelen estar notablemente insatisfechos. Pero si tus empleados están contentos y quieren compartir sus experiencias, ¿estás apoyándoles y dándoles las vías para hacerlo?

Como tecerianos, vivimos y respiramos la filosofía de transparencia y comunicación a diario. Directores y becarios trabajan mano a mano para impulsar y mejorar constantemente la compañía desde todas las perspectivas posibles. Siendo una empresa especializada en lo digital, todos estamos conectados a los demás tecerianos y a Tc en sí mismo. Generamos contenido tanto interna como externamente para transmitir nuestra cultura más allá de los límites de nuestras praderas.

En el mundo 2.0 en el que vivimos hoy en día, es necesario mantener la implicación de los empleados offline, antes de que llegue al online, donde el alcance es mucho mayor y una mala opinión puede ser devastadora para la marca. Tal y como hizo Harrods, investiga sobre la actitud de tus trabajadores, lo que sienten, cómo perciben la compañía, etc. Esto podrá ser un punto de partida para empezar un proceso de rejuvenecimiento de tu imagen de marca tanto online como offline.

Menú