El medio social en estado puro

Creatividad

Una ducha de palomitas llena de cápsulas con regalitos ha sido la recompensa que Orange ha ofrecido a sus mejores clientes en el Reino Unido para celebrar el aniversario de una de sus promociones. Además, lo han grabado en vídeo para aprovechar la inversión y añadir un poco de promoción.

Siguiendo el antiquísimo principio de “a nadie le amarga un dulce“?, Orange ha proporcionado a clientes presumiblemente satisfechos un momento de diversión que, seguramente, no les ha vuelto en contra de la compañía. Pero ha hecho algo más que eso. Ha explotado el principio esencial del marketing a través de medios sociales sin emplear ningún medio social: ha cogido a un grupo de clientes y les ha proporcionado una experiencia.

¿Cuántas veces hemos celebrado el cumpleaños de un servicio?

Más de cien personas han celebrado el aniversario de un servicio telefónico que les gusta. Y esas cien personas, por una ínfima parte de los beneficios, se han convertido en un núcleo fidelizado de clientes que va a contar una historia poco corriente a sus amigos y compañeros de trabajo acerca de cómo han sido bañados en palomitas por Orange mientras buscaban su premio.

Es una experiencia que, además, toca recuerdos infantiles (buscar tesoros, piñatas) y proporciona un shock emocional moderadamente intenso: no es frecuente pelearte con otros por un premio en un mar de palomitas. La experiencia es imborrable y placentera (ellos han elegido acudir) y será compartida con el núcleo de conocidos. Los conocidos sentirán curiosidad y es de esperar que, al menos, entren en la pagina web de la telefónica para recabar información.

Como remate, el vídeo tiene elementos para convertirse en un viral, pero no del todo bien aprovechados. Pienso que si la edición del vídeo contara la historia de un modo más ágil y con un poco más de misterio, es decir, si fuera entretenido, podría convertirse fácilmente en un viral y dotar a la idea de más, si cabía, valor añadido.

Vía | Observatorio callejero

Menú