Vibbo: la experiencia de un veterano con la ilusión de un recién nacido

Publicidad y Medios

En este mundo nuestro de dinamismo y actividad constante, el público evoluciona cada vez más rápido y, por tanto, las marcas se ven obligadas a reinventarse para no quedarse atrás. En el TcDesayunos de hoy hemos tenido a Carmen Limia, Directora de Marketing de Schibsted Spain, una compañía a la que pertenecen plataformas como vibbo, infoJobs, Fotocasa, Coches.net y Milanuncios. Ha venido a vernos para hablarnos sobre la evolución de los marketplaces y el proceso estratégico que requiere un rebranding como el que han llevado a cabo para transformar segundamano en vibbo.

A pesar de que lleven desde sus inicios siendo pioneros en el sector, enseguida se dieron cuenta de que segundamano no era una mera plataforma de compraventa, sino que implicaba mucho más: que “ser” es mucho más importante que “tener”; que vivir las cosas es más emocionante que tenerlas.

Por eso, quisieron crecer y convertir el sector en una categoría en la que las personas tuviesen una nueva relación de valores. El público, sobre todo los millennials, es más exigente que nunca: cuando quieren algo lo quieren ya. Llegó el momento de adaptar la búsqueda a las necesidades y no al revés.

Mediante una estrategia de diferenciación pero conservando la oferta de artículos diversificados a cualquier escala como base de la marca, posicionaron vibbo como una marca fácil, segura, eficiente y smart.

Llevamos mucho tiempo adaptándonos a las cosas. Ya va siendo hora de que las cosas se adapten a nosotros.

Vibbo es una marca que “combina la experiencia de un veterano con la ilusión de un recién nacido”. Líder de un cambio, friendly, de confianza, práctico y cool son calificativos con los que se identifica. Es una marca nueva, joven; pero segura. Segundamano los hizo líderes en el sector y ahora vibbo quiere posicionarse como una nueva forma de vida, un aliado que te acompañe siempre para descubrir todo lo que necesitas en ese momento.

Carmen declaraba e insistía en que quieren ser más que una app de compraventa. Aspiran a ser una marca con todo lo que eso conlleva, y por eso cambiaron también la estrategia de comunicación y publicitaria. Ahora prima lo emocional, ya que lo material no nos define, y mucho menos a los millenials. Para explicar la esencia de vibbo, crearon este manifiesto:

 

De todo esto nos quedamos con que:

  • No es lo que tienes, sino lo que puedes ser.
  • Las decisiones no son para siempre.
  • La cosa va de necesitar todo y no necesitar nada.

Y de todas esas reflexiones, por fin, el eslogan: “Lo vivo y luego lo vendo”.

Ahora, los caprichos son efímeros y se miden en experiencias. Ya no tienes excusa para no darte uno de vez en cuando.

Menú