Cuando la campaña de publicidad es un buen packaging

Branding

Se trata de NXT, un gel de afeitar cuyos fabricantes piensan vender sin invertir un solo euro en publicidad. Todo lo hará el empaque. Como podéis ver en la imagen, el empaque es triangular y tiene una luz que ilumina el gel, simulando una de esas lámparas de lava.

04adco_600.jpg

Jamie Leventhal, creador del producto, explica que una marca pequeña como la suya no puede permitirse gastar lo que gasta Unilever en Axe. No ha querido decir cuánto cuesta fabricar cada envase, pero asegura que mucho menos que lo que tendría que invertir en una campaña de publicidad al uso.

Por el momento, su innovador packaging ya le ha conseguido varios artículos en la prensa norteamericana, qué mejor publicidad.

Vía (The New York Times)

Menú