Convierte al marketing en un hábito, algo diario en tu lista de cosas para hacer…

Marketing

O eso es lo que opina John Jantsch, en Duct Tape Marketing sobre el tema. Para la mayor parte de las empresas el concepto “marketing” está en todo lo alto en la lista de prioridades. Sin embargo no hay acciones concretas que terminen alimentando el concepto: puede terminar siendo un quiero y no puedo. Demasiadas cosas que hacer, to-do’s interminables y demás enmarronamientos varios nos alejan del tema, regularmente. Y en algún momento terminamos pagándolo.

¿Hay solución al problema? si estamos de acuerdo en que el marketing, aunque sea un concepto muy amplio, es importante, muy importante o imprescindible para nuestra empresa, no nos queda otra que convertir al marketing, a las acciones que lo componen, en un hábito, al igual que otros muchos que nos acompañan en nuestro devenir laboral diario. Si bajar correo, leerlo y contestarlo es parte de nuestra rutina, ¿por qué no va a serlo hacer marketing en nuestras empresas? Lo que nos jugamos es muy importante.

Por supuesto hablamos de empresas pequeñas: las grandes tienen sus estructuras sólidas, con las personas necesarias para que se puedan implementar las acciones que planifican.

Ideas que apunta John Jantsch:

  • establece una reunión mensual que te fuerce a aterrizar en las necesidades y los logros
  • crea tareas específicas semanales y diarias, dirigidas a conseguir objetivos
  • las diarias, realízalas antes de ponerte a abrir correo, reunirte con tu gente: consigue que sea el “momento marketing”

Y hay un par de lecturas recomendadas: “Getting Things Done” de David Allen (que ha sido parte de mis lecturas en Agosto) y “10 Natural Laws of Successful Time and Life Management” de Hyrum W. Smith

Hace 2 días, comentábamos sobre las señales de peligro que te advierten de que no haces todo el marketing que deberías… tiempo de revisarlas y abrazar la única salida que las empresas pequeñas tenemos: pensar como las grandes 😉

Vía Duct Tape Marketing.

Menú