Cerrando el 5, abriendo el 7: nos cambiamos de oficina

Good Rebels

tc_ofivieja1

Cuando el año 2004 Mari Cruz y yo entrábamos en la oficina de Alberto Aguilera, 5 en Madrid, buscábamos algo más que un cambio de oficina, buscábamos un lugar en el que seguir restañando las heridas que se habían producido tras el estallido de la burbuja “punto com”. Queríamos reencontrarnos con nuestro camino y nuestras ilusiones, dañadas tras nuestra primera gran crisis de la que empezábamos a salir con cuidado, inversión propia y sobre todo trabajo y muchas ganas.

Organizar una oficina es un trabajo fascinante. Lejos de ser una tarea ingrata darle forma y función a nuestra recién estrenada oficina era para Mari Cruz y para mí una terapia de agradecer. Igual que le dábamos forma a nuestro trabajo para los clientes, dedicábamos tiempo y cariño a hacer de @tcreativo un lugar agradable para todos, donde tratábamos de incorporar todo aquello que contribuía a hacerlo entrañable. Al fin y al cabo, son muchas las horas que se pasan en un lugar de trabajo, así que merece la pena hacerlo de manera confortable.

tc_ofivieja2La oficina de Alberto Aguilera 5 nos pareció siempre perfecta, por tamaño, por disposición, por ubicación. En ella hemos vivido muy buenos momentos, con la gente que ha trabajado en @tcreativo. Y también hemos vivido momentos amargos, cuando las cosas no salían como queríamos. Pero si algo me deja un sabor de boca dulce y pleno es el hecho de que fue durante nuestra estancia en este lugar, cuando dimos un paso que ha hecho cambiar a nuestra empresa de arriba abajo: la entrada en la conversación con nuestro blog, éste que estás leyendo en estos momentos.


tc_ofivieja3Ahora cuando recogemos los últimos enseres de labranza y nos dirigimos a nuestra nueva morada laboral, no puedo dejar de sentir añoranza anticipada por un lugar que nos ha cobijado cuando hemos pasado nuestros mejores momentos o cuando hemos pasado los más amargos. Pero sobre todo de un lugar donde hemos forjado una empresa muy diferente a la que traíamos cuando entramos por la puerta la primera vez.

tc_ofivieja4Soy un tipo sentimental, no lo voy a ocultar. Pero son las emociones, propias y ajenas, una parte importante de lo que conforma el carácter y por ende la forma en la que vivimos todo lo que nos pasa. Y yo trato de vivir todo con la mayor intensidad posible, a pesar de que la factura emocional pueda ser alta.

¿Y la nueva oficina? tan sólo un portal más allá, en Alberto Aguilera 7: más grande, más luminosa, más chula. Un cambio obligado debido al crecimiento del equipo y con una historia que contarnos, como lo hizo la anterior. El número 5 ha muerto, viva el número 7. Continua la aventura 😉

tc_ofivieja5

Firmado por Juan Luis, Mari Cruz y Fernando Polo

Menú