Anti-spam: peor el remedio que la enfermedad

Marketing Digital

Muy interesante este post de Hera & Biancardi, en el que comentan acerca de los problemas con los que se encuentran en el uso del email marketing. Los filtros anti-spam son una de las peores pesadillas, cuando se trata de enviar contenidos reales a suscriptores y no mera basura.

Y se refieren a listas de correo que han autorizado su recepción. El hecho de que estos filtros se encuentran en el servidor, hace que el destinatario no reciba los envíos.

El problema no es menor, porque esta disciplina del marketing electrónico puede terminar siendo abandonada o cuando menos, minusvalorada. Aparte de los apuntes que comentan en el post, ¿qué solución podemos plantear?

Mientras el soft anti-spam sea tan elemental (“blanco o negro”) me temo que pocas.

Menú